portada-age

Cocina en verde con té 'matcha'

Encumbrado al olimpo de los 'superalimentos' saludables, el té 'matcha', de origen chino y muy popular en Japón, se ha convertido desde hace un tiempo en uno de los ingredientes de moda también en Occidente. Conoce sus propiedades y las 11 recetas que te proponemos con él

by Susana Baticón

Desde hace unos años, se ha convertido en uno de los considerados como 'superalimentos' y en una de las estrellas de las redes de muchos influencers y celebrities declarados fans de su consumo. Originario de China, la mayor popularidad de esta bebida milenaria la encontramos en Japón, donde se considera un auténtico elixir. 

El té matcha es el resultado de moler muy finamente unas hojas (que se pasan por vapor y se dejan envejecer) cuyas plantas se cultivan a la sombra para protegerlas de los rayos del sol. Esto hace que su color verde sea más intenso, tenga un sabor más dulce y menos amargo y sus propiedades saludables sean mayores al conservar más nutrientes.

Durante la dinastía Song (960-1279) comenzó a beberse en China y desde allí los monjes budistas lo llevaron a Japón donde empezó a arraigar fuertemente. Lo tomaban durante sus largas horas de meditación para mantenerse alerta y tranquilos y favorecer la concentración y claridad mental. Más tarde, en los siglos XIV y XV, las clases altas de la sociedad japonesa adoptaron el matcha como su bebida preferida y parte indispensable de la conocida como 'ceremonia del té'.

El té matcha y sus grandes propiedades saludables

Una de las bondades más comentadas de este té es que es rico en unos antioxidantes llamados polifenoles, fuertemente vinculados a la protección contra las enfermedades cardíacas y el cáncer. También contribuye a regular el azúcar en la sangre, reduce la presión arterial y nos ayuda en la lucha activa contra el envejecimiento.

Además, contine un alto valor de EGCG, o catequina, que es un antioxidante polifenólico que ayuda a acelerar el metabolismo, y ralentizar o detener el crecimiento de células cancerosas. Se le atribuyen también efectos calmantes y relajantes, contribuye a mejorar el estado anímico y favorece la concentración. Eso sí, no hay que abusar de su consumo porque puede tener algunos efectos secundarios como dolor de cabeza, insomnio, irritabilidad o malestar estomacal.

Cómo preparar un té matcha

De sabor herbáceo, floral y fresco, combina matices dulces y ligeramente amargos y es una bebida que tiene su ritual para prepararla. Idealmente, los orientales emplean una taza con forma de bol (chawan), una cuchara medidora de bambú para echar la cantidad justa (chasaku) y una especie de 'escobilla' o batidor, también de bambú (chasen), para disolver el té matcha y conseguir su correspondiente espuma. Eso es lo que mandan los cánones pero no es imprescidible disponer de estos utensilios.

Para hacerlo, sólo necesitas el té matcha y agua caliente, eso sí, es mejor que lo hagas en pequeñas dosis, mezclando una cucharadita de polvo de matcha con agua caliente sin que llegue a hervir (a partir de ahí se puede hacer más líquido (usucha) o espeso (koicha). Se bebe tal cual o endulzado de la manera que más te guste. Igualmente, le puedes poner un poco de leche o de alguna bebida vegetal para suavizarlo.

Cocinar con té matcha

En Japón hay una gama infinita de productos elaborados con él: pastas, chocolates, pasteles, helados... Y es que gracias a su extraordinaria versatilidad, el matcha no se limita solamente a la posibilidad de beberlo de forma tradicional como una simple taza de té, sino que se puede añadir a multitud de postres, sopas, aliños, marinados…

Su sabor es bastante intenso y conviene mezclarlo con otros alimentos para darle un toque más agradable, ya que la primera vez que se consume puede provocar un poco de rechazo. Y aunque es un producto caro, tan solo necesitas una pequeña cantidad para prepararlo y añadirlo a tus recetas. Te dejamos 6 platos salados y 5 postres para hacer con té matcha. ¡Y súmate a la cocina en verde!

Paso a paso: vinagreta de té matcha

Una de las aplicaciones culinarias que tiene este ingrediente es como parte de distintas salsas. Lo vamos a añadir a una vinagreta que es ideal para aliñar tus ensaladas o darles un toque distintos a tus verduras al vapor, a la brasa, a la placha, etc.

VER RECETA

Paso a paso: capuchino de guisantes y té matcha

Se nos ocurre que también puedes ponerle un toque de té matcha a tus cremas y purés vegetales. En este caso, te proponemos un aperitivo de crema de guisantes.

VER RECETA

Paso a paso: noodles con salsa de té matcha y menta

Esta es una receta de pasta que acompañamos con una refrescante salsa de menta a la que también vamos a agregar un poco de nuestro 'elixir verde'.

VER RECETA

Paso a paso: espárragos verdes en tempura al té matcha

Como este té nos aporta un precioso color y un sabor especial, lo vamos a incluir en una pasta de tempura por la que pasaremos unos espárragos que después freiremos en aceite caliente.

VER RECETA

Paso a paso: merluza frita con mantequilla de té matcha y puré de ajo morado asado

Aromatizamos y enriquecemos una mantequilla con este 'superalimento' para freír unos lomos de merluza rebozados, que acompañamos con un puré de ajo asado.

VER RECETA

Paso a paso: picantón en costra de té matcha

Vamos a aprovechar las notas herbáceas del matcha para mezclarlas con los toques cítricos del limón y formar una costra con la que untaremos unos pollos pequeños y asaremos en el horno.

VER RECETA

Paso a paso: brownie de té matcha con nueces y pepitas de chocolate

Arrancamos la parte dulce con un brownie al que, además del polvo verde, le vamos a poner nueces, chocolate blanco y chocolate negro.

VER RECETA

Paso a paso: mousse de té matcha

Nos gusta mucho el resultado que ofrece el té matcha, tanto por su aspecto como por su sabor, en esta esponjosa, delicada y deliciosa mousse.

VER RECETA

Paso a paso: tiramisú de té matcha

Los tradicionales cacao en polvo y café que lleva el tiramisú italiano, los sustituimos en esta versión por unos gramos de té matcha. El resultado, aún usando la misma técnica, es diferente y no cabe duda de que te sorprenderá.

VER RECETA

Paso a paso: cheesecake de té matcha con pistachos

Si estás un poco cansado de la cheesecake más tradicional, prueba otras opciones como esta. A la base de queso crema, huevo, azúcar y harina, también le ponemos un poco de este té. Decoramos con unos pistachos picados.

VER RECETA

Paso a paso: galletas shortbreads de té matcha

Terminamos esta selección de recetas con unas galletas de origen escocés, que solo llevan 3 ingredientes, a los que agregamos, eso sí, un cuarto, que es nuestro protagonista.

VER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie