cejas

Cómo recuperar tus cejas y pestañas después del verano

Los trucos que potencian el crecimiento (de verdad) revelados por los expertos

por Mariana Chacón

Como repaso de lo último en belleza para que la inmersión en el nuevo curso vaya mejor que nunca comenzamos contándote cuáles eran los lanzamientos estrella en cosmética: desde los perfumes para él y para ella sin los que ningún ritual está completo, hasta las fórmulas reconstructoras que recuperan el cabello tras las vacaciones. Para empezar con buena cara también te revelábamos qué pasos necesitaba tu piel para adaptarse al cambio de clima, en concreto son 4 los gestos con los que prepararte para el otoño entre los que no falta uno especial para reducir la apariencia de las manchas. A estos imprescindibles de la rentrée ahora se unen los cuidados específicos para cejas y pestañas, las grandes olvidadas del verano que ahora reclaman su espacio en tu rutina diaria. 

VER GALERÍA

-Todas las tendencias en corte y color que llegan este otoño

La caída otoñal también afecta a cejas y pestañas

Dos veces al año se produce un fenómeno conocido como caída estacional o temporadas "de muda" que coinciden con las estaciones de entretiempo - es decir, primavera y otoño-, y que en este último caso se une al daño que presenta el pelo tras las vacaciones: "Durante el verano, el cabello ha sufrido agresiones externas derivadas del sol, que acelera el crecimiento y con ello el ciclo de caída del pelo, el agua del mar o de las piscinas, así como de la forma en la que se ha tratado", explica el doctor Javier Pedraz, director médico de Insparya Madrid.

En el caso de las cejas y las pestañas, estas sufren un proceso similar que se potencia debido a lo poco que se cuidan en la temporada veraniega: "Tras estar expuestos al sol, al calor y a una alimentación más relajada, solemos priorizar el cuidado de nuestra piel, retomar el ejercicio y una dieta equilibrada. Sin embargo, dos de los grandes olvidados tras la época estival suelen ser nuestras pestañas y cejas", apuntan desde el centro de belleza especializado en la mirada Wiñk. Como solución, los especialistas revelan cuáles son los trucos con los que revertir el daño: 

1. Aplicar un tratamiento fortalecedor

"El mito de aplicar aceite de ricino no posee evidencia científica", revelan desde Wiñk sobre una leyenda urbana de la que no se sabe cuánto tiene de mito y cuánto de realidad. "En su lugar, te recomendamos usar serums específicos para ayudar a mantener tus cejas y pestañas nutridas", proponen los especialistas del centro, donde disponen de productos a medida para pestañas (Lashes Fortifier) y para cejas (Brow Fortifier). Como alternativa, la famosa marca especializada Revitalash Cosmetics cuenta con su Advanced Eyelash Conditioner & Serum, un suero desarrollado por oftalmólogos que potencia la longitud de las pestañas y las protege frente a roturas, y su homónimo de cejas, ganador de premios y formulado con una tecnología puntera. 

VER GALERÍA

-No usar crema antiedad antes de los 35 y otros fallos al cuidar tu piel

2. Seguir una rutina de belleza específica

Al igual que el rostro, tanto las pestañas como las cejas necesitan de cuidados para crecer más fuertes. Uno de los más importantes es la limpieza: "Para una correcta limpieza de tus cejas te recomendamos emplear un jabón neutro, que puede ser el que uses normalmente en tu rutina diaria. Eso sí, recuerda enjuagar muy bien la zona", avisan de Wiñk, quienes añaden que "la mejor forma de evitar que tus pestañas se caigan y se debiliten es retirar bien la máscara de pestañas, empleando un bastoncillo y realizando el mismo movimiento que al pintarlas". Otra precaución para frenar la caída es limitar las veces que utilizas el rizador: "Este aparato puede provocar que tus pestañas se debiliten y se caigan". 

3. Cepillarlas a diario

Además de la limpieza, otro gesto habitual de tu rutina diaria que también funciona en cejas y pestañas es el cepillado, un hábito que, si se practica a diario, estimula el crecimiento, fortalece el vello y favorece el riego sanguíneo en la zona. Para llevarlo a cabo tan solo hay que utilizar un cepillo de máscara de pestañas completamente limpio y pasarlo por ambas zonas con movimientos suaves y repetidos.

4. Cuidado con la depilación

Por último, uno de los rituales de belleza que la mayoría de los especialistas recomiendan dejar en manos de profesionales puede ser también la razón por la que tus cejas no crecen tan bonitas como te gustaría: "Si eres fan de depilarte con pinzas, debes cambiarlas cada cierto tiempo, ya que pinzas viejas es sinónimo de bacterias para tus cejas y, por tanto, el área de los ojos", revelan los especialistas del centro de belleza. Como solución para lucir un diseño perfecto con carácter semipermanente existen técnicas como el brow lamination que prometen un acabado perfecto y que aguanta intacto hasta dos meses. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie