pelo-largo

¿Sientes que tu pelo apenas crece? Quizá cometes estos errores

Subestimar la importancia de cuidar el cuero cabelludo es solo uno de ellos

por Mariana Chacón

Uno de los problemas que comparten todas aquellas mujeres a las que no les crece el pelo más allá de una longitud determinada son las puntas abiertas y la razón es que los finales se parten antes de que la melena alcance el largo deseado. Una solución con la que mitigar la rotura consiste en aplicar el champú tan solo en las raíces y lavar el resto del cabello con la espuma que queda tras masajearlo. Evitar los peinados tirantes es otro consejo profesional que frena la caída y optar siempre por gomillas elásticas adecuadas si se recoge en una coleta o un moño. Si a pesar de cumplir al pie de la letra todas estas recomendaciones notas que tu melena sigue a la misma largura, puede que estés cometiendo estos 3 errores de los que también avisan los expertos. 

VER GALERÍA

-Solo te faltaba este paso para tener el pelo limpio durante más tiempo

Las fases de crecimiento del pelo

De uno a un centímetro y medio es lo que el cabello suele crecer a lo largo de un mes. Un proceso que pasa por tres fases que explica María José Llata, directora de la Peluquería Llata Carrera: "Anágena, la de crecimiento que puede durar hasta cuatro años; catágena, dura cuatro semanas y es en la que el crecimiento se ralentiza; y telógena, la fase final de vida de la fibra capilar. En una melena encontramos fibras capilares que están en cada una de estas fases, aunque la gran mayoría, un 80%, están creciendo". Aunque existen excepciones: "Tenemos que tener en cuenta que nuestro organismo ralentiza alguna de sus funciones con la edad, no nos crece el pelo igual cuando somos niñas a cuando somos menopáusicas. Aquí entran en juego factores hormonales, genéticos, de alimentación e incluso estacionales". Sin embargo, sí que existen algunos errores que que marcan la diferencia en la salud de la melena a todas las edades.

1. Nunca te lo cortas

Para las que se han marcado el objetivo de tener el pelo largo sin éxito, pedir cita en la peluquería para sanear el corte no suele ocurrir a menudo. Un error de libro del que habla Rafael Bueno, de Rafael Bueno Peluqueros: "Pese a lo que mucha gente cree, cortar las puntas no hace que el pelo crezca más rápido, pero sí más sano y si no lo hacemos y no lo cuidamos, con el tiempo las puntas se estropean y rompen". Como consejo para aplazar las visitas al salón lo máximo posible, el peluquero revela algunos de los cambios con los que espaciar el saneamiento: "Si consideras que el crecimiento de tu melena es más lento de lo normal, cuídala al máximo para no tener que recurrir a las tijeras tan frecuentemente y evita tratamientos químicos muy fuertes como un color muy claro, por ejemplo. Si el pelo se daña va a ser inevitable cortar". 

VER GALERÍA

-¿Es bueno lavarse el pelo todos los días? La respuesta no es la que esperas

2. A tu dieta le falta algo

Que somos lo que comemos es una verdad demostrada cuando hablamos de belleza y si recientemente te revelábamos cuáles eran los alimentos antioxidantes con los que tener la piel más bonita, ahora le toca a la melena: "Si queremos un pelo resistente y bonito, debemos incluir en nuestra dieta las proteínas que encontramos en carnes, pescados, nueces y cereales integrales", apunta Raquel Saiz, de Salón Blue by Raquel Saiz, sobre la lista de la compra que ayuda desde dentro a nutrir el cabello. "También son importantes las vitaminas A, C y E, así como minerales como el zinc, el hierro y los ácidos grasos Omega 3. Además, existen complementos alimenticios específicos para el crecimiento del pelo y las uñas que te ayudarán a que crezca con fuerza". 

Aparte de las vitaminas y los alimentos que recomienda la peluquera, el Dr. Javier Pedraz, director médico de Insparya Madrid, añade más componentes a este menú diseñado para potenciar el crecimiento: "Es imprescindible seguir una dieta sana y equilibrada, con más hierro (presente en legumbres, carnes rojas), zinc y vitaminas del grupo B (pescado azul, yema de
huevo). Asimismo, es importante evitar las pérdidas abruptas de peso, ya que pueden provocar problemas capilares". 

VER GALERÍA

-Los 11 magníficos de la cosmética natural para cuidar tu piel y tu pelo en verano

3. Ignoras tu cuero cabelludo

Por último y desde luego no por ello menos importante, centrar los esfuerzos en la raíz del problema es la clave para tener pelazo, es decir, hay que cuidar con mimo la zona desde donde crece: el cuero cabelludo. "En el cuero cabelludo está anclado nuestro cabello, por eso está muy irrigado, para recibir los nutrientes necesarios para que el pelo crezca sano y fuerte", explica Felicitas Ordás, de Felicitas Hair. La solución que ofrece la experta son los masajes, un hábito con el que se favorece la oxigenación y se consigue una acción detox: "Se puede activar realizando un masaje con la yema de los dedos durante dos minutos y con la cabeza hacia abajo para que el flujo sanguíneo sea aún mayor. También cepillándolo antes de irnos a dormir", concluye la especialista. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie