mas-pelo

Así debes lavarte el pelo si se te cae más que antes

Puede que la forma en la que aplicas el champú lo esté debilitando sin que lo sepas

por Mariana Chacón

Mantener el pelo fuerte durante el otoño es todo un desafío. Si esta es la estación en la que normalmente se cae más de lo habitual, los expertos avisan de que este año el problema es aún más grave debido a la preocupación que genera la situación que vivimos: "Es tiempo de caída estacional, pero este año golpea doblemente a consecuencia del estrés añadido por el coronavirus", revela Teresa Climent, farmacéutica y responsable de comunicación de Nuggela & Sulé. Como solución, los especialistas señalan al momento del lavado como fundamental en tu plan anticaída y si aplicar una mascarilla antes de meterte en la ducha era el truco con el que potenciabas su efectividad y evitabas el encrespamiento, ya es hora de que pongas en práctica los gestos con los que encontrarás menos cantidad de cabellos en el cepillo. Como adelanto, es posible que un gesto tan sencillo como masajear correctamente el champú sea lo que te separa de una melena saludable. 

VER GALERÍA

-No importa si eres rubia, castaña o morena: existen unas mechas de tendencia para ti

1. El masaje perfecto

No solo el pelo queda menos limpio cuando extiendes el champú de la manera incorrecta, si ejercces demasiada fuerza puede que se ensucie antes porque estimulas la producción de grasa en el cuero cabelludo. Los expertos de Bioniké revelan la técnica óptima con la que el lavado es mucho más efectivo: "Hay que hacerlo colocando las yemas de los dedos en posición plana, formando medio círculo alrededor del cráneo, y masajeando el cuero cabelludo durante un par de minutos con movimientos circulares, desde delante hacia atrás. Luego, aclara con agua tibia, y finaliza con un chorro de agua fría para estimular la circulación de la zona". Desde la marca profesional My Organics añaden un detalle importante, el producto no se aplica por igual en todo el cabello: "Debemos masajear nuestro cuero cabelludo con el champú y dejar que el resto del cabello se limpie con la espuma que desprende". 

2. Cepillado previo

Una vez que lo piensas parece obvio, pero pocas son las que se acuerdan de este paso antes de meterse en la ducha y es el que evita los tirones cuando sales: "Es fundamental desenredar el cabello antes de lavarlo para estimular la circulación sanguínea y evitar que el pelo se enrede mojado y se caiga más cantidad de lo habitual", aseguran desde My Organics. Y el cepillado no es solo importante antes y después del lavado: "Son muchos los beneficios del cepillado. Además de quitar residuos, impurezas y cabellos en fase de caída normalizándola, ayuda a desenredar, dar volumen y mejorar la microcirculación del cuero cabelludo, la base de un cabello sano. Cuando el cabello esté húmedo recuerda hacerlo con suavidad, la fibra se encuentra hinchada y la cutícula abierta, pudiendo desestabilizarse más fácilmente", revela Modesta Cassinello, farmacéutica y creadora de la firma Modesta Casinello. 

VER GALERÍA

-Las nuevas herramientas de 'styling' que necesitas para copiar los peinados de tendencia

3. Secado suave

Esos movimientos enérgicos que la mayoría hace con la toalla para eliminar la humedad del cabello son también la causa de que se caiga y se parta mucho más: "Hay que evitar frotarlo con la toalla ya que este movimiento brusco puede debilitar el cabello y hacer que caiga en mayor cantidad. Además, hay que utilizar toallas de microfibra y desenredarlo con un peine de púas largas", explican desde Bioniké. Además, los expertos de GHD, marca en la que cuentan con el secador Helios, que potencia el brillo y reduce el encrespamiento, aconsejan que si vas a usar una herramienta de este tipo, existe un paso que nunca debes saltarte: "Aplica un protector de calor para crear una barrera invisible contra el daño causado por el calor y proteger la cutícula evitando grietas verticales que causan puntas abiertas y daños irreversibles". 

¿Otro truco de secado con el que evitas la caída? Poner la cabeza boca abajo: "La activación de la necesaria microcirculación del cuero cabelludo empieza en el secado. Coloca la cabeza hacia adelante y seca el cabello con la cabeza hacia abajo para estimular la circulación sanguínea y los impulsos nerviosos hacia el cuero cabelludo. ¡Y si tienes el cabello fino, así ganarás volumen!", aconsejan desde la marca especializada Leonor Greyl. 

VER GALERÍA

-Lo que tienes que probar para cuidar tu pelo este otoño

4. Las veces necesarias

Cada vez son más los expertos que avisan de la importancia de lavarte el pelo siempre que lo necesites. Parece que el viejo mito de que cuanto más dejes descansar el cabello de productos de lavado más fuerte crecerá tiene los días contados: "Lavar el cabello con regularidad es imprescindible para conservar un cuero cabelludo sano y bien oxigenado. La fricción con el champú no provoca caída capilar: el pelo que se cae durante el lavado y el peinado se ha desprendido de su bulbo varias semanas antes. Es recomendable lavar el pelo con regularidad con un champú suave y elegido siempre en función del estado del cuero cabelludo", aconsejan desde Leonor Greyl, cuya fórmula Huile de Germe de Blé contiene vitaminas A, E y F para fortalecer y revitalizar hasta los mechones más finos. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie