cantidad-cosmetico

¿Sabes cuál es la cantidad correcta que debes aplicar de cada cosmético?

La guía que necesitabas para optimizar tu ritual y multiplicar la efectividad de cada producto

por Mariana Chacón

La regla del más es más no aplica en el terreno cosmético, de hecho, los especialistas avisan de los daños colaterales que derivan de utilizar más producto del recomendado bajo la creencia de que así resultarán más eficaces: "Los beneficios de los cosméticos no se multiplican si aplicamos más cantidad. De hecho, podemos estar saturando la piel y provocar acné cosmético por oclusión de los poros", avisa la farmacéutica Rocío Escalante sobre un error muy común que podría potenciar la aparición de imperfecciones en el rostro. Esta es una de las razones por las que desde hace un tiempo son muchas las marcas de belleza que incluyen un aplicador preciso en todos sus envases, una solución creativa para extraer la dosis justa de cada fórmula a prueba de las consumidoras más entusiastas. Para comenzar el nuevo curso con una rutina perfecta, este es el repaso con el que recordar cuál es la cantidad de crema hidratante, exfoliante o contorno de ojos que prescriben los especialistas.

-Conoce lo nuevo en cosmética para actualizar tu ritual de belleza hoy mismo

'Una fresa' de desmaquillante

La limpieza es el primer paso y uno de los más importantes en el ritual de belleza diario y motivos no le faltan: "Si te olvidas de retirar el maquillaje una sola noche, tu piel sufre tanto que causa un envejecimiento acelerado de 14 días en una sola noche", advierte la Dra. Nathalie Broussard, Directora de Comunicación Científica de Shiseido, sobre un error en el que toda mujer ha caído en algún momento de su vida. Con el aviso de la doctora en mente, perfeccionar esta parte del ritual adquiere una importancia suprema y, en el caso de utilizar una fórmula en crema, habrá que masajear una dosis de tamaño de una fresa sobre todo el rostro. En el caso de los ojos, lo ideal es empapar un algodón con una fórmula líquida waterproof y colocar el disco sobre los párpados cerrados durante unos segundos para que la fórmula haga efecto y sin realizar movimientos bruscos para no irritar esta zona tan delicada. 

Las gotas de tónico adecuadas

Este paso intermedio con el que se calma la piel tras la limpieza y se prepara para recibir los activos de los pasos de tratamiento de una manera más efectiva es uno de los grandes olvidados. Otro error, aparte del de obviar este gesto, consiste en considerarlo como un último paso desmaquillante con el que asegurarse de que no queda ningún rastro de base de maquillaje o de máscara de pestañas, cuando lo cierto es que el algodón debería terminar completamente limpio. Es por ello que, como idea para proteger el medioambiente igual de efectivo que el de usar un disco, muchos expertos recomiendan que se extraigan de 5 a 7 gotas del tónico sobre las palmas de las manos y se realicen suaves tapeteos sobre el rostro como método de aplicación. 

'Una nuez' de crema hidratante

En toda rutina de belleza efectiva la hidratación es clave: durante el verano funcionan mejor las fórmulas más ligeras para combatir el calor gracias a estas texturas refrescantes y, cuando hace frío, las más ricas ayudan a equilibrar la deshidratación derivada de los cambios bruscos de temperatura causados por el aire acondicionado. Además, la consistencia del producto y el tipo de activos que incluye también ayudarán a regular el exceso de sebo en pieles mixtas o grasas, nutrir en profundidad las más secas y proteger las sensibles. Lo que este paso tiene en común en cualquier caso es la cantidad: una nuez que hay que masajear sobre el rostro, y otra en cuello y escote.

-¿Has oído hablar del 'escote español'? Así puedes prevenirlo

Contorno de ojos: el tamaño de un guisante

Aunque un guisante sería una dosis adecuada para cuidar toda la zona del contorno, incluido el párpado superior, algunos especialistas van más allá asegurando que con la cantidad equivalente a un grano de arroz se gozarían de los beneficios antiedad que proporciona este cosmético imprescindible a partir de los 30. Como toque final después de aplicar el producto, "un suave masaje de tapeteo con la yema de los dedos por el contorno de la ojera y por debajo de la ceja, siempre de dentro hacia fuera", es el truco que mejor funciona para despertar la mirada y reducir la hinchazón de las bolsas según revela Verónica Fuentes, Make Up Artist Coordinator en Sephora España. 

Mascarilla facial

El gesto hedonista con el que mimar el cutis en profundidad un par de días por semana (no más), también tiene sus reglas y tan solo se debe aplicar una nuez de producto sobre el rostro a no ser que el fabricante especifique que se necesita una capa generosa para notar sus beneficios. En el caso de desoír estas advertencias se puede caer en un error del bautizado como overmasking, es decir, abusar del cosmético y que aparezcan granitos o textura irregular sobre la piel en el caso de los formulados para hidratar y nutrir, o deshidratarla en exceso cuando su misión es purificante o astringente. 

¿Exfoliante? Una dosis del tamaño de una mora

"En casos sin particularidades, se puede usar 1 o 2 veces a la semana. Depende de las necesidades de cada persona, se puede ir probando y viendo qué sienta mejor, la piel se expresa con mucha claridad y si no te sienta bien lo notarás en forma de tirantez o enrojecimiento persistente. En ningún caso es recomendable superar la dosis de 2 exfoliaciones semanales", avisan desde la marca de belleza Varanski Naturals, donde cuentan sus propias fórmulas exfoliantes 100% naturales y veganas. En cuanto a la cantidad de producto correcta, se debe aplicar el tamaño de una mora sobre rostro completamente limpio y ligeramente humedecido. A continuación, se realizan suaves movimientos circulares de dentro hacia afuera para después enjuagar el sobrante con agua tibia. 

'Una almendra' de protector solar

Pero una almendra generosa, de hecho, los expertos recomiendan 2 miligramos de producto por cada centímetro de piel para asegurarse un nivel de protección efectivo. En cuanto a si hay que utilizar una fórmula diferente para el rostro que para el cuerpo, los especialistas de la marca Skin Generics explican: "Si nos centramos estrictamente en la función protectora de las cremas solares, es verdad que un mismo producto puede servir tanto para el rostro como para el cuerpo. Sin embargo, la piel de la cara es mucho más sensible y fina y, además, está más expuesta al sol".

Desde la firma comética añaden que la del rostro "también tiene más peculiaridades: hay pieles grasas, pieles acneicas, pieles secas, pieles atópicas… En ese sentido, sería adecuado encontrar una crema solar específica para nuestro tipo de piel y evitar así consecuencias indeseadas como aparición de acné, irritación, etcétera". Para terminar, los especialistas de Skin Generics recomiendan un SPF de 30 como mínimo para la cara, precisamente el que incluyen en sus cosméticos de cuidado desarrollados con activos ultra efectivos. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie